Puedes, Rosa, dexar la vanidad

Wikisource, a biblioteca livre
Saltar para a navegação Saltar para a pesquisa
Lizongea finalmente a convalecencia de sua esposa.
por Gregório de Matos
Poema agrupado posteriormente e publicado em Crônica do Viver Baiano SeiscentistaOs Homens BonsMaria

Puedes, Rosa, dexar la vanidad;
No presumas, clavel, de enacarado:
Branca Açucena ya, y Jasmin nevado,
Dexe de blazonar vuestra beldad.

Grana purpurea aprissa retirad
Brillante rocicler gala del prado,
Si de la pompa el tiempo está acabado,
Vuestra pompa en retiros minorad.

Porque salió Maricas de un desmayo
Flor en las gallardias más vistosas,
Que brotó Primavera, Abril, y Mayo.

Pero a su vista os quedareis hermosas,
Supplicandole humildes un ensayo
Açucena, Clavel, Jasmin, y Rosas.